Cómo resolver las humedades en zócalos

La degradación de las partes bajas de los muros debido a la humedad que asciende por capilaridad desde los cimientos, es una de las patologías constructivas más habituales en las viviendas. 

La humedad procedente del terreno penetra en la cimentación y asciende a través de ella hacia los muros superiores por capilaridad. Las sales arrastradas durante este proceso, se depositan en el interior del muro y en los revocos. 

La presencia continua del agua y de la humedad en el muro produce la hidratación y aumento de volumen de estas sales, lo que provoca la destrucción del muro y del revoque. El fenómeno es tanto más rápido cuanto mayor es la cantidad de agua y sales presentes en el sistema.

La solución consiste en utilizar PROPAM® CAL SEC, es decir, un mortero hidrófugo, impermeable al agua de lluvia, de acabado altamente decorativo y de gran facilidad de aplicación, que permite sanear muros afectados por la humedad y eflorescencias, así como prevenir humedades en obra nueva. 

Soluciones vinculadas 

Productos relacionados 

  • PROPAM® LATEX 
  • PROPAM® CREAM 
  • PROPAM® MINERALIZADOR 
  • PROPAM® IMPE 
  • PROPAM® IMPE FLEX 

Solución

PREPARACIÓN DEL SOPORTE

Eliminar el revoco degradado y el situado como mínimo a 1 metro por encima de la zona afectada por la humedad, hasta obtener un soporte firme y estable. 

En tiempo caluroso o con soportes muy absorbentes, es conveniente humedecerlo previamente.

Colocar malla donde confluyan soportes diferentes (pilares y forjados).

En muros de piedra, eliminar las partes disgregadas hasta una profundidad de 2-5 cm y rellenar con el producto y cascotes o piedras. Es conveniente en estos muros fijar una malla galvanizada y aplicar el producto aditivado con PROPAM® LATEX 1:4 con agua para mejorar su adherencia. 

Sobre soportes de hormigón liso o sin absorción se recomienda la aplicación de PROPAM® GRIP + como puente de unión. 

APLICACIÓN

Amasar PROPAM® CAL SEC con un batidor eléctrico lento (500 rpm) y agua limpia hasta conseguir una pasta homogénea, exenta de grumos. 

Extender la pasta  preferentemente proyectándola con una paleta sobre el soporte hasta conseguir un espesor mínimo de 2 cm en cualquier punto. Se puede proyectar a máquina.

Realizar el acabado (raspado, fratasado, gota) cuando el producto tenga la consistencia necesaria, habitualmente entre 1 y 6 horas después de su aplicación. Se debe recubrir con materiales muy transpirables y que no creen barrera al vapor de agua. 

Recomendaciones 

  • No aplicar en lugares sin ventilación para evitar condensaciones. 
  • Aplicar entre +5 y +35ºC de temperatura. 
  • No aplicar en superficies con un ángulo inferior al 10%. 
  • No aplicar en zonas sumergidas en agua. 
  • Se debe separar 1 cm del suelo para impedir la ascensión capilar a través del producto. 
  • Los problemas de remonte capilar en interior pueden evitarse mediante el uso de otros productos de la gama. Productos barrera, PROPAM® CREAM, PROPAM® MINERALIZADOR, PROPAM® IMPE, PROPAM® IMPE FLEX