Cómo impermeabilizar el vaso de una piscina

La correcta impermeabilización del vaso de una piscina es una operación fundamental que no debe descuidarse si se desea conseguir el óptimo funcionamiento de la instalación a lo largo de su vida útil. 

El vaso de hormigón armado realizado con encofrado es el sistema tradicional, aunque se emplea cada vez con menos frecuencia debido a que al construirse por separado los muros y la solera, suelen producirse filtraciones en la zona de unión. 

Las propiedades del hormigón proyectado o gunitado son las más adecuadas para la construcción del vaso, pues permite conseguir un muro continuo, con mayor resistencia y menor espesor, para soportar y contener la presión ejercida por el terreno, ofreciendo una impermeabilización óptima gracias a la baja porosidad. 

Lleno o vacío, el vaso de la piscina está siempre sometido a esfuerzos como son la presión hidrostática del agua y la contrapresión ejercida por el terreno. 

Para asegurar la impermeabilidad en piscinas, utilizar PROPAM® IMPE FLEX (monocomponente) o FLEXITEC (bicomponente) morteros impermeabilizantes de gran adherencia y flexibilidad para la impermeabilización de superficies, capaces de soportar la presión y contrapresión hidrostática y los movimientos producidos por choques térmicos. En el caso de emplear el mortero PROPAM® IMPE FLEX se procederá como sigue a continuación. 

Soluciones vinculadas 

Productos relacionados 

Solución

PREPARACIÓN DEL SOPORTE

El soporte debe ser estable (esperar que transcurra un mínimo de 28 días desde la ejecución del elemento de hormigón), y estar limpio de polvo, pintura, lechadas, restos de desencofrantes… 

APLICACIÓN

Amasar PROPAM® IMPE FLEX con un batidor eléctrico y con agua limpia hasta conseguir una lechada untuosa exenta de grumos. FLEXITEC es bicomponente y se amasa con su componente líquido B. 

El soporte debe ser firme, plano y limpio. Rellenar previamente los huecos y coqueras con PROPAM® REPAR TECHNO 20, PROPAM® REPAR 20R 

Previo a la aplicación el soporte deberá estar ligeramente humede-cido con agua.

Aplicar una primera capa sobre la superficie, previamente humedecida, con una brocha o rodillo en una sola dirección. No extender excesivamente el material.

Al cabo de 4 horas, aplicar una segunda capa en dirección cruzada respecto a la primera. 

Una vez aplicado PROPAM® IMPE FLEX se puede pintar o recubrir con cerámica, utilizando el mortero cola PAM® ECOGEL FLEX 

Recomendaciones  

  • Utilizar malla de fibra de vidrio BETOFIBER GLASS entre capa y capa, sobre todo en las esquinas interiores del vaso de la piscina. 
  • Esperar un mínimo de 4 días para la colocación de las baldosas. 
  • Para la aplicación directa de PROPAM® IMPE FLEX o FLEXITEC sobre un recubrimiento de mosaico vítreo antiguo, previamente es preciso comprobar que este último está bien adherido al soporte base y realizar una limpieza ácida de su superficie. 
  • Para que el sistema de impermeabilización funcione correctamente, el espesor mínimo de PROPAM® IMPEFLEX o FLEXITEC, debe ser de 2 mm en cualquier punto. 
  • Utilizar FLEXITEC en impermeabilizaciones en las que el producto requerido sea bicomponente. 
  • En piscinas de poliéster, utilizar VAT® ELASTIC para la fijación de las baldosas.