Cómo colocar lana de vidrio en la cámara de un cerramiento

La necesidad de conseguir aislamientos térmicos eficaces y más aún en estos tiempos donde se requiere minimizar el gasto energético, ha llevado al sector de la construcción, a desarrollar materiales como la lana de vidrio, para su utilización como aislante térmico y absorbente acústico en muros de cerramiento de edificios tanto residenciales y comerciales como industriales y de servicios. 

La solución consiste en utilizar PROPAM® MUROS, es decir, un mortero hidráulico que actúa de recubrimiento adhesivo impermeabilizante. Especialmente indicado para la instalación de este tipo de paneles. 

Para su correcta colocación es necesario utilizar un mortero que además permita impermeabilizar al cerramiento frente al agua que puede penetrar desde el exterior, sin formar barrera de vapor. 

Soluciones vinculadas 

Productos relacionados 

Solución

PREPARACIÓN DEL SOPORTE

Verificar el estado del soporte, éste debe ser resistente y estar completamente fraguado y limpio de polvo, pintura, aceites, etc… 

Eliminar los restos de mortero de las juntas entre ladrillos.

El soporte deberá estar humedecido con agua, especialmente con elevadas temperaturas.

APLICACIÓN

Proyectar el material de la manera más uniforme posible, tomando la precaución de que la superficie del cerramiento esté totalmente cubierta de material.

Cuando la superficie sea irregular, se aconseja aplicar una primera capa con una consistencia de mortero para poder cubrir los posibles agujeros y oquedades.

Cuando el mortero todavía esté fresco, fijar la lana de vidrio por presión manual.

Levantar la fábrica de ladrillo para realizar el acabado de la cámara.

Recomendaciones

  • Aplicar entre +5ºC y +35ºC de temperatura. 
  • Las deficiencias de planeidad del soporte pueden alterar el rendimiento del producto. 
  • Se debe aplicar PROPAM® MUROS mediante máquina de proyección de morteros dotada de una boquilla que facilite un mayor radio de proyección