Impermeabilización de terraza con membrana líquida de poliuretano híbrido

Localización
Rehabilitación de terraza de edificio
en Rambla Nova (Tarragona)
Dimensiones
Aprox. 200 m2
Fecha intervención
Año 2017

Edificios de oficinas situados al final de la Rambla Nova (Tarragona) en primera línea de mar junto al llamado Balcón de Europa a unos 40 metros por encima del nivel del mar. Dichos edificios están comunicados por una terraza de unos 200 m2 no transi-table situada sobre una oficina del banco BBVA en el cual hay filtraciones de agua. La Propiedad quería solucionar el problema de las filtraciones y poder reabrir dicho paso entre edificios para situaciones puntuales.

A grandes rasgos, los sistemas de impermeabilización basados en membranas los podemos dividir en dos grandes grupos, las impermeabilizaciones discontinuas (telas asfálticas…) y las continuas (cementosas, acrílicas, poliuretanos). Desde hace algún tiempo la tendencia del mercado es impermeabilizar con membranas continuas, ya que ofrecen una serie de ventajas sobre las discontinuas, como la eliminación de solapes, no emplear soldaduras, etc…

Aunque indudablemente una de las grandes ventajas de este tipo de impermeabilizaciones es la reparación o rehabilitación posterior ya que podemos localizar rápidamente donde se ha podido producir la filtración y repararla sin necesidad de eliminar toda la impermeabilización.

Motivo de la intervención

En la obra a la que hacemos referencia, se trataba de reparar y solucionar las filtraciones que se han producido en la planta baja del edificio y reacondicionar la terraza para uso de tráfico moderado.

IMPERMEABILIZACIÓN
Vista general de la terraza a impermeabilizar.

Retos y limitaciones

» Reparar e impermeabilizar la terraza para evitar las filtraciones de agua.
» Aplicar una membrana continua, que permita una fácil, rápida y económica reparación en futuras reparaciones posteriores.
» Aplicar un material resistente a los rayos ultravioletas que además tenga unas prestaciones mecánicas elevadas para permitir el tránsito moderado de personas.

Solución Molins

» Nivelación con mortero de recrecido PROPAM® RECRECIDO PRONTO para regularizar la superficie y generar las pendientes necesarias para poder evacuar el agua.
» Realización de medias cañas en todos los encuentros con mortero de reparación PROPAM® REPAR TECHNO.
» Aplicación de membrana impermeable continua híbrida de poliuretano-acrílico base agua BETOPUR HYBRID.

Ejecución

» 1. Limpieza y saneamiento del soporte mediante desbaste mecánico (rotativa de diamante), hasta obtener un soporte firme, limpio, exento de partículas sueltas, compacto, sin grasas, aceites, pinturas…
» 2. Regularización y nivelación con PROPAM® RECRECIDO PRONTO (CT-C30-F6) mortero de fraguado normal para la ejecución de recrecidos de secado rápido en espesores de 10 a 80 mm.

» 3. Realización de juntas (dilatación, perimetrales e intermedias) con BETOFLEX MS sellador monocomponente elastómero de altas prestaciones a base de polímero MS, planificadas por dirección facultativa.
» 4. Realización de medias cañas con mortero de reparación PROPAM® REPAR TECHNO mortero cementoso tixotrópico con fibras, de rápido fraguado y retracción compensada (cumple los requisitos de las normas EN 1504-3 clase R4, EN 1504-2 y EN 1504-7). La morfología de la media caña permite disminuir las tensiones sobre la membrana en este punto crítico.

» 5. Aplicación de una primera capa como imprimación de BETOPUR HYBRID diluido con un 5-10% de agua mediante brocha o rodillo, para favorecer la penetración del producto en el soporte y mejorar la adherencia con la capa posterior. A continuación, aplicación de una segunda capa de BETOPUR HYBRID, sobre la imprimación seca al tacto con ayuda de una brocha o rodillo hasta cubrir toda la superficie.

IMPERMEABILIZACIÓN

» 6. Transcurridas 2 semanas desde la aplicación de la membrana se procede a efectuar una prueba de estanqueidad de la terraza para comprobar que la impermeabilización funciona correctamente.

IMPERMEABILIZACIÓN

Nota técnica

Prácticamente es imposible considerar a una cubierta o terraza como impermeable solamente con inspección visual. Pe-queños defectos que escapan a simple vista pueden ser causa de filtraciones, por lo que se hace necesario ensayar su impermeabilidad mediante una prueba de estanqueidad.

En las cubiertas planas la prueba de estanqueidad se ejecuta mediante inundación, manteniendo 24 horas la cubierta inun-dada y observando, pasadas las 24 horas desde el final de la inundación, si existen signos de filtraciones bajo la misma.

El proceso comienza con el taponado de los puntos de evacuación. Una vez sellados se inicia la inundación mediante llenado con manguera hasta unos 5 cm por debajo del punto más bajo de la entrega vertical de la impermeabilización. Sobrepasando esta cota, el agua puede introducirse con facilidad por detrás de la impermeabilización lo que nos llevaría a errores en la valoración sobre su estanqueidad. Para asegurar que no se produzca un llenado excesivo de la cubierta, el sumidero puede taponarse con un tubo vertical sellado a modo de rebosadero.

Tras el vaciado se comprueba que no existan pérdidas en la red vertical de evacuación. No se valora nunca la estanqueidad por el nivel de agua final, únicamente por las posibles filtraciones, aunque este nivel debe mantenerse más o menos estable durante la prueba.

IMPERMEABILIZACIÓN