Sistemas de aplicación y acabado monocapa piedra

Los revestimientos realizados con mortero monocapa acabado árido proyectado, se caracterizan por tener una resistencia superficial más elevada y por ser especialmente adecuados para zonas sensibles a la erosión, como pueden ser las plantas bajas o zócalos de los edificios. 

Para obtener un acabado árido proyectado altamente decorativo, impermeable al agua de la lluvia y permeable al vapor de agua, en una gran variedad de colores, se debe utilizar REVAT® PIEDRA. 

Soluciones vinculadas 

Productos relacionados 

Solución

PREPARACIÓN DEL SOPORTE

El soporte deberá estar perfectamente fraguado, resistente y limpio de polvo y grasa.

Eliminar las partes degradadas o en mal estado.

En tiempo caluroso o soportes muy absorbentes, es conveniente humedecerlo previamente.

Colocar REVAT® MALLA FIBRA DE VIDRIO 110  donde confluyan soportes diferentes (pilares, forjados, dinteles…) 

Sobre soportes de hormigón liso o sin absorción se recomienda la aplicación de PROPAM® GRIP + como puente de unión. 

APLICACIÓN

Mezclar REVAT® PIEDRA con la cantidad de agua recomendada y amasar manual o mecánicamente hasta obtener una pasta trabajable y sin grumos. Es importante utilizar siempre la misma proporción de agua para el amasado y dejar reposar la pasta unos 5 minutos. 

Extender la pasta sobre el soporte con llana o con máquina de proyección.

El espesor del mortero monocapa no será inferior a 10 mm y éste vendrá regularizado por los junquillos, que actúan a modo de maestras y de unión entre paños de trabajo.

A continuación se proyecta el árido elegido con la ayuda de una pala o bien con la llana, antes de que el mortero monocapa forme una película superficial y limite el anclaje del árido.

Cuando el mortero monocapa empiece su endurecimiento se procede a planchar el árido proyectado con ayuda de la llana metálica, sin que éste quede cubierto de pasta sobrante por el exceso de espesor. De esta forma el árido, como acabado final, queda bien adherido y sin sobresalir. 

Recomendaciones 

  • Los soportes habituales de aplicación son: ladrillo cerámico, termoarcilla, bloque de hormigón, enfoscados de cemento y hormigón. 
  • No aplicar con insolación directa o fuerte viento. 
  • No aplicar con riesgo de lluvias o heladas. 
  • Aplicar entre +5ºC y 35ºC de temperatura. 
  • No aplicar en zonas sumergidas en agua. 
  • No aplicar en superficies con un ángulo inferior al 10%. 
  • Proteger las partes bajas de los edificios mediante zócalos. 
  • Durante la aplicación proteger las zonas expuestas bajo la acción de la lluvia.