Aplicación de mortero monocapa sobre hormigón celular

El bloque de hormigón celular es un material de construcción aligerado destinado tanto a la vivienda individual como colectiva. Al tratarse de un soporte con unas características muy particulares, conlleva adoptar una serie de precauciones al aplicar un revestimiento monocapa.

Es un material macizo, de baja densidad, bajo peso unitario y excelente capacidad de aislamiento térmico.

Su elevada porosidad puede ocasionar la deshidratación o rápida absorción del agua de amasado del mortero monocapa.

Como consecuencia se impide el correcto desarrollo de las prestaciones mecánicas del revestimiento.

Como consecuencia se impide el correcto desarrollo de las prestaciones mecánicas del revestimiento. 

Soluciones vinculadas 

Productos relacionados

Solución

PREPARACIÓN DEL SOPORTE

Aplicar sobre el soporte una imprimación realizada con PROPAM® LATEX (diluida con agua), o PROPAM® PRIMER SOL (sin diluir) con objeto de evitar que éste absorba rápidamente el agua del mortero monocapa.

  1. Imprimación con PROPAM® LATEX: Diluir 1 volumen de PROPAM® LATEX con 4 volúmenes de agua, remover hasta obtener una mezcla homogénea y aplicar sobre el soporte con brocha o rodillo.
  2. Imprimación con PROPAM® PRIMER SOL: Aplicar esta imprimación directamente sobre el soporte con brocha o rodillo (no necesita dilución).

APLICACIÓN

Utilizar REVAT® SUPRAREVAT® RASPADO o REVAT® PIEDRA, morteros monocapa de bajo módulo de elasticidad.

Amasar el mortero monocapa y después aplicar manualmente con llana o con máquina de proyección sobre la imprimación anterior (aún fresca).

Realizar el acabado previsto.

Recomendaciones

  • Se desaconseja aplicar monocapas de colores oscuros, en particular en fachadas que, por su orientación y localización geográfica de la obra, estén muy expuestas al sol. En estos casos, debido a la baja disipación del calor que ofrece el soporte de hormigón celular (por sus elevadas prestaciones de aislamiento térmico), pueden producirse fisuras de retracción por la acumulación de calor en el mortero. 
  • Para minimizar las tensiones producidas por las dilataciones térmicas, es recomendable aplicar malla de fibra de vidrio centrada en el espesor del revestimiento. 
  • Colocar malla de fibra de vidrio REVAT® 110 en las uniones de los bloques con otros materiales (pilares, forjados, dinteles, etc). 
  • Otra opción aceptada antes de la aplicación de monocapa es el SISTEMA FLEXIBLE: PROPAM RENOVACIÓN ANTIFISURAS sin necesidad de imprimaciones previas