Dónde colocar una malla de fibra de vidrio

Las uniones de la fábrica de ladrillo con los forjados, pilares o dinteles de marcos de puertas y ventanas constituyen puntos singulares de la fachada donde se acumulan las tensiones derivadas de la obra. Debido a ello, deben tratarse convenientemente para evitar la fisuración del mortero monocapa o morteros de Cal. 

El tratamiento habitual consiste en utilizar una malla de fibra de vidrio o poliéster antialcalina, con una luz de paso de 10 mm x 10 mm, y peso 110 g/m2, como armadura y refuerzo del revestimiento en estos puntos. 

Soluciones vinculadas 

Productos relacionados

Solución

COLOCACIÓN EN LA FACHADA

En las esquinas de los huecos deben colocarse fragmentos de malla de 20 x 40 cm.

La malla debe cubrir 20 cm, como mínimo, de cada lado de las uniones entre materiales diferentes.

Debe ir centrada en el espesor del revestimiento.

APLICACIÓN

Aplicar una primera mano de mortero monocapa de la gama REVAT® sobre el soporte. En superficies lisas y poco absorbentes utilizar la imprimación PROPAM® GRIP+. 

Mientras aún está fresco, colocar la malla ajustándola manualmente y presionando con la llana.

Sobre la malla se aplica una segunda mano de mortero monocapa, preferiblemente cuando la primera aún está fresca.

Recomendaciones

No colocar la malla directamente en el soporte puesto que se impide que ésta haga su función.

La malla debe estar centrada en el espesor del revestimiento, se ha vigilar de no colocarla muy cerca de la superficie del mortero monocapa, puesto que durante la ejecución del acabado, al raspar, podría quedar al descubierto.