Realización de un revestimiento monocapa/mortero de Cal en tiempo caluroso ó con viento seco 

Las condiciones climáticas, en especial las altas temperaturas y el viento seco, tienen una importancia decisiva durante la aplicación del mortero monocapa/mortero de Cal, ya que influyen en la rapidez de secado y posterior acabado del revestimiento. 

Un secado excesivamente rápido puede afectar el correcto desarrollo de las prestaciones mecánicas y/o estéticas del revestimiento, por deshidratación del producto o cambios de tonalidad entre los distintos paños de trabajo. 

En condiciones ambientales de elevadas temperaturas, los soportes presentan una absorción de agua muy elevada.

El viento seco y caliente favorece la rápida deshidratación del mortero monocapa/mortero de Cal. 

Estas circunstancias pueden provocar fisuras de retracción y/o pérdida de resistencias mecánicas en el mortero monocapa aplicado.

Estas circunstancias pueden provocar fisuras de retracción y/o pérdida de resistencias mecánicas en el mortero monocapa/ mortero de Cal aplicado. 

Soluciones vinculadas 

Productos relacionados 

Solución

El soporte deberá estar perfectamente fraguado, resistente y limpio de polvo y grasa.

Eliminar las partes degradadas o en mal estado.

Mojar el soporte con agua abundante. Esperar a que desaparezca el brillo del agua.

Aplicar mortero monocapa, REVAT® SUPRA, REVAT® RASPADO, o REVAT® PIEDRA o mortero de Cal, REVAT® CAL TRADICIONAL, REVAT® CAL ENFOSCADO. En el caso de trabajar con soportes de muy diferente absorción, es preferible aplicar una primera capa de unos 5 mm a modo de imprimación. 

Una vez aplicado y proporcionado el acabado del producto, es conveniente humedecer la aplicación mediante agua pulverizada, evitando hacerlo a pleno sol. 

Aplicar PROPAM® DUR si el mortero monocapa/ mortero de Cal una vez aplicado ha perdido resistencia, y se disgrega fácilmente al pasar la mano por su superficie.