Colocación de un pavimento cerámico sobre otro antiguo

La necesidad social de cambio, de innovación, unido al desgaste y deterioro que se produce en los pavimentos cerámicos debido a su utilización, origina un incremento en la sustitución de estos por otros de diferentes formatos y tendencias. 

Los pavimentos cerámicos se deterioran por el uso diario.

Tradicionalmente era necesario eliminar el antiguo pavimento para sustituirlo por uno nuevo.

Antes de realizar la nueva colocación el soporte debía de ser preparado convenientemente, por lo que se dilataban los tiempos de ejecución.

Los diseños actuales, con grandes formatos, presentan alabeos propios de fabricación, lo que puede ocasionar dificultades en su colocación.

Estos defectos pueden generar huecos entre el material de agarre, la pieza y el soporte, llegando con el tiempo a producirse daños en las baldosas y en ocasiones, su desprendimiento posterior. 

Para realizar una correcta colocación sin eliminar el soporte antiguo y que permita una rápida puesta en servicio, debe utilizarse un adhesivo con gran poder de adherencia, como PAM® ECOGEL FLEX o PAM® ECOGEL SUPERFLEX en consistencia fluida. 

Soluciones vinculadas

Productos relacionados

Solución: colocar un pavimento cerámico sobre otro antiguo

PREPARACIÓN DEL SOPORTE

Limpiar bien el soporte y abrir el poro con agua y ácido clorhídrico (salfumán) al 50%. Limpiar los restos con abundante agua.

APLICACIÓN

Amasar PAM® ECOGEL FLEX con la cantidad de agua en consistencia fluida hasta la perfecta homogeneización, verter el material y peinar con ayuda de una llana dentada semicircular. 

Colocar las piezas y ejercer una buena presión sobre ellas, realizando movimientos de vaivén, hasta conseguir el total aplastamiento de los surcos.

Dejar un mínimo de junta entre baldosas de 2 mm y posteriormente rellenarla con la gama de morteros para juntas BORADA® de Molins®.

Recomendaciones 

  • Se puede aplicar la imprimación de adherencia PROPAM® GRIP + para garantizar la unión al soporte. 
  • En caso de existir defectos importantes de planeidad, se puede realizar una regularización hasta 10 mm con NIVELANTE 10 sobre la imprimación PROPAM® GRIP +, 24 horas antes de la colocación cerámica.
  • Para puestas en servicio rápido, utilizar VAT® FLEX RAPID. 
  • Realizar un adecuado tratamiento de las juntas de movimiento, respetando las estructurales, las perimetrales (en espacios superiores a 7 m²) e intermedias (en interiores cada 40 m² y en exteriores cada 10 a 25 m²).