Sistema de reparación estructural del hormigón armado en ambiente marino

PROPAM® CONCRETE REPAIR MCI

Sistema de reparación de estructuras de hormigón armado en ambientes marinos y/o especialmente agresivos, mediante el empleo de Inhibidores Migratorios de la Corrosión, aumentando la durabilidad frente a reparaciones tradicionales. Proporciona una adecuada reparación de las superficies dañadas, una protección de larga duración ante los contaminantes, protección mejorada contra el daño de la corrosión latente y reduce el riesgo de efecto de ánodo de anillo.

Permite la reparación estructural de todo tipo de elementos como: Pilares, vigas, viguetas, cantos de forjado y losas, o estructuras industriales como chimeneas, torres de refrigeración, naves, etc., o también infraestructuras como puentes, túneles, estructuras enterradas, además de prefabricados de hormigón y la rehabilitación de estructuras de edificación. 

Restauración del hormigón a la forma y función especificada originalmente mediante mortero aplicado manual o proyectado, previa preparación de soporte eliminando el hormigón deteriorado o contaminado y sustitución de varillas en caso necesario de pérdida de sección. Protección de armaduras mediante recubrimiento, BETOPRIM de PROPAMSA, en base cementosa, arena de cuarzo, resinas acrílicas e inhibidores de corrosión que constituye un medio altamente alcalino y electroquímicamente reactivo frente a la corrosión, dotando de una superficie rugosa y pasivando el acero, cumple con los requerimientos de la norma EN 1504-7. Aplicar Inhibidor de corrosión migratorio, CORTEC MCI 2020 de PROPAMSA, que actua para proteger el hormigón armado frente a la corrosión, en todas las superficies de hormigón a reparar y proteger. Penetra en el hormigón y migra a través de su fase líquida y vapor a través de los poros de la estructura, formando una capa monomolecular protectora sobre la armadura. Reparación mediante Mortero de reparación con inhibidores de la corrosión tixotrópico, PROPAM REPAR TECHNO 40 MCI de PROPAMSA, de alta adherencia monocomponente y sin retracción, de muy altas resistencias mecánicas, con inhibidores migratorios de la corrosión y reforzado con fibras, en espesores comprendidos entre 2 y 50 mm, especialmente formulado para la reparación, restauración, refuerzo estructural, control de humedad por protección, incremento de la resistividad mediante impregnación y recubrimiento de la armadura mediante revestimiento con barrera del hormigón, bajo ambientes agresivos. Cumple con los requerimientos de las normas EN 1504-3 clase R4, EN1504-2 y EN 1504-7. Dispone de Marcado CE2+ para usos en edificación y obras de ingeniería civil de todo tipo. Terminar con revestimiento monocomponente, BETOPAINT de PROPAMSA, en base copolímeros acrílicos en dispersión acuosa, impermeable y permeable al vapor de agua, de elevada adherencia y altas resistencias a la intemperie y el envejecimiento, con acabado decorativo mate, especialmente recomendado para la protección de hormigones y morteros frente a la carbonatación, cumple con los requerimientos de la norma EN 1504-2.