Cómo realizar una barbacoa

La realización de barbacoas, chimeneas, hornos, etc.., precisa de la utilización de materiales específicos que soporten las extremas condiciones a las que van a estar sometidos (altas temperaturas, dilataciones y contracciones, etc…).

La solución consiste en utilizar PROPAM® REFRACTARIO, mortero refractario que por sus características técnicas es adecuado para revestir paredes y realizar juntas que estén sometidas bajo ambientes de contacto con fuego o temperaturas elevadas.

Los cambios bruscos de temperatura que se producen al encender barbacoas, chimeneas, hornos, etc., producen dilataciones.

Al apagar las instalaciones se producen movimientos de contracción en los materiales utilizados.

Estos cambios pueden producir grietas e incluso llegar a provocar desprendimientos, si los materiales utilizados para su realización, no son los adecuados.

PROPAM® REFRACTARIO es un mortero de montaje, con elevadas resistencias mecánicas que puede llegar a soportar temperaturas de 1200ºC. 

Soluciones vinculadas 

Productos relacionados 

Solución

PREPARACIÓN DEL SOPORTE

Verificar el estado del soporte, este debe estar completamente fraguado y limpio de polvo, pintura, aceites, etc…

En caso de que estuviese expuesto al sol o que fuese muy absorbente se recomienda humedecerlo previamente.

APLICACIÓN

Amasar PROPAM® REFRACTARIO con un batidor eléctrico lento (500 rpm) hasta obtener una masa homogénea exenta de grumos.

Aplicar el mortero con ayuda de una paleta, respetando el tiempo de aplicación que será de 30 minutos aproximadamente.

Se puede perfilar el acabado final de la junta con la ayuda de un llaguero.

Recomendaciones

  • Aplicar entre +5ºC y +35ºC de temperatura. 
  • El mortero empieza a endurecer a las dos horas, aunque alcanza su resistencia transcurridas 24 horas. 
  • Resiste hasta 1200ºC. 
  • No aplicar sobre yeso, pintura o cualquier superficie disgregable o sin absorción.